Diferencias entre perfume, fragancia y colonia

Diferencias entre perfume, fragancia y colonia

Se dice que, desde siempre, el perfume es el accesorio de moda más popular, aquel que le da el toque final a la vestimenta diaria o a los looks más elegantes. También se asegura que es importante encontrar la fragancia que nos identifique, ya que oler agradablemente es una excelente carta de presentación.

Perfume, colonia y fragancia, descubre las claves para diferenciarlos

La mayoría de las veces nos encontramos hablando de perfumes, colonias, esencias y fragancias, sin saber exactamente de qué se trata cada uno. Aprender las diferencias entre ellos, será fundamental para elegir nuestro aroma perfecto y disfrutar de una experiencia única.

Antes de elegir

Antes de decidirnos, es importante que sigamos ciertas recomendaciones que nos ayuden a encontrar el estilo y el aroma de nuestra fragancia personal. Siguiendo estos consejos, sin dudas, daremos con la fragancia ideal.

Esencias y fragancias

La fragancia es el olor que emana cualquier perfume, agua de colonia o cosmético. Es el aroma que inhalamos por medio del sentido del olfato y que denota, siempre, una sensación agradable. Es fundamental saber que los perfumes y las colonias se diferencian por no tener las mismas características en intensidad y duración.

Esencias, olores “esenciales”

Esencias y fragancias

Para entender qué es una fragancia, es necesario saber qué es una esencia. La esencia es el olor base, desprendido de la naturaleza, que, combinado con otros elementos sintéticos da como resultado una fragancia; ese olor exquisito e inconfundible que desprende un perfume. Cuanto mayor sea la pureza y concentración de las esencias, mayor será la fijación que tenga la fragancia.

Fragancias, agradables e intensas

Hay importantes diferencias entre fragancia y perfume. Las fragancias, no solo forman parte de los perfumes y las colonias, sino que, también, intervienen en la fabricación de productos corporales (como cremas que se aplican directamente sobre la piel) y ambientales (difusores, aceites o tabletas para aromatizar vehículos y ambientes). Pueden fabricarse a partir de una sola esencia o de varias combinadas.

Perfumes y agua de colonia

Tanto Eau de Parfum, Eau de Toilette como Eau de Cologne, pueden parecernos lo mismo, pero, naturalmente, no lo son, ya que difieren en cuanto a intensidad y fijación; lo que implica que están fabricadas con distintos porcentajes y no duran el mismo tiempo en nuestra piel. Es importante tener en claro estas diferencias, nada sutiles, al momento de comprar.

Perfume y tipos de presentación

El perfume o Eau de Parfum, es el resultado de una fórmula específica entre la combinación de una o más fragancias, con aceites y alcohol, logrando un olor específico. Es la versión de fragancia que tiene mayor duración en la piel; se lo suele usar para la noche y las grandes ocasiones, ya que desprende un aroma intenso y profundo. Aunque se lo conoce en estado líquido, también se suele presentar en barra o en crema.

Características más notables de los perfumes

Características más notables de los perfumes

Antes de tomar una decisión, es necesario probarse el perfume y evaluar la volatilidad (tiene que ver con la evaporación), la intensidad (denota la fuerza con el aroma se manifiesta), la difusión (capacidad de expansión), y la duración (tiempo real). También es importante tener en cuenta la adhesión y la sustantividad, ya que manifiestan la fuerza de atracción entre el perfume y la piel.

Eau de Toilette

Esta versión contiene menos cantidad de esencia que los perfumes, pero más cantidad que el agua de colonia. Su aroma es más ligero y su duración en la piel es menor. Es la alternativa ideal cuando se quiere oler suavemente y hacer un gasto menor.

Eau de Cologne

La fragancia forma parte del agua de colonia, siendo una opción más ligera en cuanto a intensidad y duración, debido al menor grado de concentración de las tres. Es ideal para los veranos; cuando se hace imprescindible refrescarse a diario y en cualquier momento del día.

Concentración

En cada uno de los casos la concentración de los aceites esenciales varía. Por ejemplo, en las colonias es entre el 7 y el 15% y en los perfumes supera el 20%.

Duración

Cuanto más intenso es el perfume, mayor es la duración que tiene en nuestra piel. Las colonias persisten entre dos y cuatro horas, mientras que los perfumes pueden llegar a mantenerse entre seis y ocho horas.

¿Dónde colocarse el perfume para que dure más?

El PH de la piel y la humedad del ambiente, inciden en la duración del perfume. Es buena estrategia de duración, usarlo en las zonas del cuerpo que emanan más calor, como la parte trasera de las rodillas, la nuca, detrás de las orejas, el interior de los codos y las muñecas; y no frotarlo sobre la piel.

Fragancia que flota

También se puede rociar un peine y luego peinarse, de esta manera, la fragancia, parecerá flotar a nuestro alrededor. No es conveniente echarse perfume sobre la ropa y se recomienda guardarlo en un lugar fresco.

Familias olfativas

Las familias olfativas se encargan de elaborar los aromas con que nos deleitan nuestras fragancias preferidas en colonias y perfumes. La magia y el misterio de la vainilla, las especias, los olores del bosque (como el pino), las flores y las plantas aromáticas, se unen para lograr resultados verdaderamente inolvidables.

Notas olfativas

 Los perfumes tienen tres capas de notas olfativas; que, al mezclarse y combinarse, dan como resultado el aroma único e inconfundible de cada variedad. Las notas olfativas son tres y forman parte importantísima de la elaboración de los perfumes y, por supuesto, también de su elección.

Notas de salida

Son las notas que predominan en el momento de la aplicación del perfume, emanan el olor que se percibe de inmediato; siendo las que marcan la primera impresión y las que se evaporan primero.

Notas del corazón

Notas del corazón

Se dice que son el “alma” del perfume y se hacen notar en la piel luego de la aplicación, ya que ésta las absorbe. En algunos casos, pueden durar hasta seis horas.

Notas de fondo

Son, en realidad, las notas base del perfume. Se encargan de otorgar la intensidad del aroma con el paso de las horas.

De día y de noche, en verano o en invierno

No es lo mismo un perfume para la noche o para el día; lo mismo ocurre con los meses fríos o los meses de calor.  Para los días de verano se recomiendan los olores cítricos y frescos. En invierno, en cambio, son recomendables los olores cálidos y acogedores como la vainilla y la canela.

Distintas sensaciones

Para la noche se sugieren los olores fuertes como el pachuli, la bergamota y las maderas. Durante el día, los olores florales llevan la delantera, especialmente en verano, donde los cítricos como la naranja, la bergamota y el limón, se destacan por su sensación de limpieza y frescura.

Un mundo encantador

El universo de las fragancias es mágico y misterioso, agradable y encantador. Hay perfumes con aromas que dejan huella y no hay duda alguna de que un exquisito aroma personal contribuye a dejar una impresión positiva. Lo importante es poder elegir de acuerdo a nuestros gustos personales, siempre teniendo en cuenta factores importantes como el clima y como la manera en que huele esa fragancia en nuestra piel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *