Comparando Smartwatches: el Fitbit Sense vs. el Garmin Vivoactive 4

hace 2 semanas

Comparando Smartwatches

Aunque en su momento los relojes inteligentes estaban reservados para los deportistas especializados o las personas más pudientes, hoy en día casi todo el mundo puede acceder a uno de estos.

No es difícil encontrar uno de estos aparatos a un precio muy similar al de un reloj tradicional. Esto hace que cada vez más usuarios opten por uno de los nuevos relojes inteligentes. Este aumento de la popularidad vino de la mano con el incremento exponencial de la cantidad de opciones disponibles.

Si bien siempre es bueno contar con una gran oferta, entre tantos modelos puede ser difícil elegir uno de calidad. Es por eso que en esta oportunidad les traemos dos de los mejores smartwatches disponibles: el Fitbit Sense y el Garmin Vivoactive 4.

Por otro lado, mientras vamos comparando y explicando en detalle las especificaciones técnicas de cada modelo, también trataremos de darles una introducción general a las partes más destacadas de los smartwatches. De esta forma, van a poder usar esta información en cualquier compra.

La importancia de elegir un dispositivo de acuerdo con el uso que vas a darle

nuevos relojes inteligentes

Si bien se pueden comparar las diferentes características técnicas de los relojes inteligentes, no son términos objetivos para tomar en cuenta. Un tipo de sensor puede ser más avanzado que otro, pero si nunca lo usas y priorizas el precio del dispositivo, en relación con el presupuesto del que dispones, te resultará más conveniente otra opción.

Por su parte, hay relojes que no cuentan con algunas funciones, pero son más resistentes al polvo y al agua, así como también tienen un cuerpo más resistente a los impactos y a los golpes. Por lo tanto, resulta más funcional, con un tipo de uso extremo y mucho más intenso.

Al tomar en cuenta estas características, la decisión cambia notablemente.

Pantalla

Vamos a empezar con la que para muchos es la parte más importante de un smartwatch, la pantalla. Hay tres cosas fundamentales para determinar la calidad de la pantalla de cualquier reloj inteligente: la cantidad de píxeles (también llamada resolución), la tecnología de la pantalla y su brillo. Iremos explicando cada una mientras al mismo tiempo les contamos más sobre los dos modelos seleccionados.

La resolución de la pantalla

La resolución de la pantalla no solo se termina por el número bruto de píxeles. Aquí, además  de la cantidad, la densidad de píxeles aparece como un factor clave para la claridad y la nitidez de la experiencia visual de las pulseras de fitness.

Aunque esta no suele estar en todas las especificaciones, la densidad es muy sencilla de saber. Para hacerlo, solo debemos tomar la cantidad de píxeles y dividirla por el tamaño de la pantalla. De esta forma podemos saber cuántos píxeles individuales hay en cada parte de la pantalla.

En el caso del Fitbit Sense, nos encontramos con una pantalla de 336 x 336 píxeles distribuidos en un display de 1.58 pulgadas. Esto nos da como resultado una densidad de 334.

Por su parte, el Garmin Vivoactive 4 dispone de 260 x 260 píxeles en su pantalla de 1,34 pulgadas, dando como resultado una densidad de píxeles de 262. Esto le da la ventaja al Fitbit, puesto que la diferencia es bastante significativa.

La tecnología de la pantalla

Por otra parte, la tecnología de pantalla juega un papel crucial en la calidad visual y la eficiencia energética de los relojes inteligentes. Entre las opciones comunes se encuentran LCD, LED, OLED y AMOLED.

Apple Watch

En el caso de ambos smartwatch, la tecnología utilizada es AMOLED. Esta aparece como una de las más avanzadas del momento, ofreciendo ventajas significativas en términos de colores vibrantes y eficiencia energética.

La capacidad de brillo de la pantalla

Pasemos ahora al brillo, una característica no siempre tenido en cuenta. La pantalla de las pulseras de actividad debe tener un nivel adecuado de brillo para garantizar la legibilidad en las distintas condiciones de iluminación.

El brillo es medido en nits, y contar con uno potente es esencial para una experiencia óptima, especialmente bajo la luz solar directa. Los relojes suelen contar con un medidor de luz ambiental que regula automáticamente el nivel de brillo según la luz que haya. Además de ser bastante cómodo, esto nos permite ahorrar batería.

En el caso de nuestros relojes, el Fitbit Sense vuelve a ganar con sus 1000 nits con relación a los 683 del Garmin Vivoactive 4. Revisando el marcador, nos encontramos que, en cuanto a la pantalla, el Fitbit cuenta con dos puntos y un empate, por lo que este equipo se lleva el punto de pantalla.

Sensores

Otra de las partes clave de cualquier reloj inteligente son sus sensores. Estos le permiten obtener información tanto del ambiente como de su usuario, por lo que contar con una buena cantidad de sensores hace que un equipo sea versátil en cuanto a sus mediciones.

Aunque para el usuario promedio esto quizá no sea tan importante, quienes busquen un smartwatch deportivo van a encontrar aquí la especificación clave para decidir su compra.

Empecemos con el Garmin Vivoactive 4. Este cuenta con acelerómetro, barómetro, giroscopio, altímetro, y medidor de saturación de oxígeno en sangre. Por su parte, el Fitbit Sense, además de los mencionados anteriormente, cuenta con electrocardiograma, medidor electrodérmico y medidor de temperatura de la piel.

No hay mucho más que agregar. Una vez más el Fitbit logra ganar un punto, llevando el marcador a 2 a 0 a su favor.

Batería

Por último tenemos la batería. De la misma manera que los relojes tradicionales, los smartwatches están diseñados para que los llevemos siempre con nosotros. Esto hace que tener una buena batería sea crucial para una experiencia de usuario cómoda.

En este caso nos encontramos con que el smartwatch Garmin Vivoactive 4 se lleva su primera victoria. Su batería puede llegar a durar hasta 8 días con una sola carga, siempre y cuando no estemos utilizando el GPS integrado.

Por otro lado, bajo las mismas condiciones, la batería del Fitbit Sense puede durar hasta seis días antes de tener que volver a recargarse.

Para cerrar, creemos apropiado revisar el marcador. Aquí nos encontramos que el Fitbit logra ganar en dos de las tres de nuestras categorías (sensores y pantalla), mientras que logró conseguir un punto en tanto a la batería.

Si le agregamos la categoría final, el precio, vemos que el punto se lo vuelve a llevar el Fitbit, siendo bastante más económico. Entonces, el resultado final nos da 3 puntos para el Fitbit Sense (sensores, pantalla y precio) y 1 punto para el Garmin Vivoactive 4.

Con esto último damos por finalizado el artículo de hoy. Esperamos que hayan podido encontrar en esta guía una buena segunda opinión para su siguiente compra. Siempre es recomendable pensarlo bien antes de hacer cualquier compra grande, por lo que los que hayan leído nuestro artículo hasta el final significa que están en el buen camino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir